Los Doce Pasos para simplificar tu vida, según Wayne Dyer

maxresdefault

Estos son los 12 pasos de Wayne Dyer para ayudarte a simplificar tu vida y puedas volverte más accesible a la inspiración del Espíritu:

Primer pasoOrdena tu vida

Si no te lo has puesto en un año, no lo necesitas, deséchalo. Un viejo refrán dice que cuando el estudiante está listo, el maestro aparecerá, pero estar listo significa no estar tan ocupado con cosas que la inspiración no pueda llegar a ti.

Segundo paso: Elimina de tu agenda las actividades innecesarias y que no desees hacer

Aprende a decir NO a peticiones y cosas que te alejen de estar donde en realidad debes estar, en especial si eres de esas personas que no saben decir que no, o que siempre están diciendo “mi vida está tan saturada, tengo tantas obligaciones, tengo que hacer esto y tengo que hacer aquello”.

La respuesta a todo esto es simplemente decir “elijo estar disponible para Dios, elijo hacer lo que vine a hacer, es mi derecho”. Esto es sobre todo válido si estás encallado en medio de la rutina, te sientes agobiado y desesperanzado, pero sientes dentro de ti que hay algo que viniste a hacer, y no quieres morir con tu música todavía dentro. No busques excusas para no hacer lo que en verdad debes hacer.

Tercer paso: Asegúrate de mantener tu tiempo libre, libre

Libre de no aceptar invitaciones y eventos que aunque puedan mantenerte en la cima de la sociedad te impiden disfrutar de la alegría de la inspiración. Si no te gustan las fiestas ni las reuniones, ¿por qué asistes?

Date tiempo libre, tiempo para caminar, meditar, leer algo importante para ti, para dibujar, para crear algo, porque este tiempo es tan valioso como el que empleas para hacer las tareas que crees que debes de hacer. Tienes derecho de vivir una vida inspirada.

Cuarto paso: Tómate tiempo para meditar

O practicar yoga o hacer algo que te inspire para saber qué quieres hacer y lo que deseas crear.

Quinto paso: Tómate tiempo para estar al aire libre

Sin importar el clima. No hay forma más grandiosa de conectarte con Dios que por medio de la Naturaleza. Sal de los lugares ruidosos, sal de las ciudades.

Sexto paso: Pon distancia entre tú y los que te critican

No te permitas ser el objetivo de la crítica de los demás. Mientras permanezcas en el nivel en el que tus deseos están en armonía con el Espíritu, lo que los otros piensen de ti no será nada más que el título de un libro: “Lo que pienses de mí no es mi problema”.

Siempre habrá críticas y rumores, pero mantente independiente con respecto a las opiniones de los demás. No bases tu vida en lo que otros piensen de ti, en lo que deberías hacer o no hacer, libérate de eso. Entiende que, sea lo que sea que digas o que hagas, siempre encontrarás a alguien que esté en desacuerdo contigo.

Séptimo paso: Tómate tiempo para tu salud

No consumas cosas que consideras veneno para tu cuerpo. Tu cuerpo es el templo de Dios, trátalo como la creación divina que es, no lo destruyas.

Octavo paso: Juega, haz tonterías

Tómate tiempo para jugar, permanece siendo un niño, no crezcas nunca. No te creas la fecha de nacimiento que pone en tu carnet, sigue viéndote como un niño que se divierte.

Noveno paso: Baja el ritmo

Tómate el tiempo para ir a otros lugares, para dar más. Si quieres estar inspirado, baja el ritmo mientras conduces, deja pasar al otro coche, no aceleres. Baja el ritmo en general, tranquilízate, no tengas prisas.

Décimo paso: Haz todo lo que puedas para evitar las deudas

Cuando las tienes cedes el control de tu vida a los acreedores, a otras personas. No hay libertad en eso. Eso te aleja del Espíritu porque estar en espíritu quiere decir ser libre.

Una manera de liberarte es proclamar “estoy conectado a la abundancia; la abundancia ya está en camino y estoy esperándola”. Es mucho mejor que decirte que tienes que quedarte con eso, sea lo que sea.

Undécimo paso: Aleja tu atención del precio de las cosas

Deja de preguntarte cuánto cuesta eso. Comienza a ver todo como si tuviera valor, sin ponerle un precio económico.

Duodécimo paso: Recuerda tu espíritu, recuerda quien eres

Estás destinado a crear alegría eligiendo un estilo de vida apropiado. En cuanto este propósito se vuelve primordial, puedes aportar bienestar a los demás y ayudar a producir el cambio aquí y en todas partes. Cuando estás inspirado no tienes que esperar al resultado final para obtener satisfacción, de hecho, no existe mejor forma de vivir o de morir.

Recuerda:

Ordena tu vida

Elimina de tu agenda las actividades innecesarias y que no desees hacer

Asegúrate de mantener tu tiempo libre, libre

Tómate tiempo para meditar

Tómate tiempo para estar al aire libre

Pon distancia entre tú y los que te critican

Tómate tiempo para tu salud

Juega, haz tonterías

Baja el ritmo

Haz todo lo que puedas para evitar las deudas

Aleja tu atención del precio de las cosas

Recuerda tu espíritu, recuerda quién eres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s