Pide y se te dará. Da y recibirás.

¿Desde donde estás pidiendo? ¿Desde la necesidad o desde la abundancia? Si pides desde la necesidad estás creyendo que existe dicho estado y una vez más, tu manera de pensar está influyendo en pedir. Si pides desde la abundancia estás conectado y en sintonia con lo que realmente eres. ¿Qué hace qué creas que necesitas? ¿Quien controla tu necesidad?

El ego es quien te exige, quien cree necesitarlo todo para Ser. Tú ya lo eres todo y todo forma parte de ti. Formas parte de una abundancia y una naturaleza innegable e ilimitada. Mientras que el ego cree estar solo y abandonado, proyectando las necesidades fuera y culpando a los demás por no tener nada.

Para un segundo y respira, siente el aire. ¿Te falta aire? Sigue respirando.. escucha los latidos de tu corazón ¿necesitas más latidos?… observa a tu alrededor ¿te falta algo para vivir? ¡ERES VIDA! 

Siempre tenemos en la boca las mismas palabras: “YO para ser feliz necesito esto y aquello, sino no seré feliz..Y si puede ser lo quiero de color rosa, sino mejor no”. No somos conscientes de lo que proyectamos y como nos comunicamos con el mundo.

Un Curso de Milagros expresa lo siguiente: “Pide y se te dará, pues ya se te ha dado. Pide luz y aprende que eres luz.” Más claro el agua. Como te decia antes, debes estar en sintonía con la abundancia. Tu ya eres, tu ya eres completo. Todo lo que pidas en sintonía con la abundancia se te dará o mejor dicho ya lo tienes, lo que pasa es que ahora no lo ves y lo tienes delante. Como eres lo que piensas, proyectas a través de tus programas. Entonces, cuando sueltes ese programa de necesidad y de falta, lo verás. Porqué está aquí, como te digo, delante tuyo pero has preferido el lamento y la culpabilidad que soltar este lastre que no te deja ser.

Todos somos UNO, formamos parte de esta naturaleza conectada todos con todos. Entonces, si tú das, ¿a quién se lo das? ¡A ti! Y ¿Quién recibe? ¡Tú mismo también! Cuando juzgas a alguien, te estás juzgando a ti. Cuando eliges proyectar en lugar de extender te desconectas de la abundancia. Y ¿Aun crees que lo que te pasa en la vida no tiene nada que ver contigo? Es la vida la que da a la vida. Tú eres vida.

Da al mundo lo mejor de tí y eso recibirás. Da sin esperar a recibir. Pide y se te dará. Da y recibirás. Como decía Gandhi: “Sé el ejemplo que quieres ver en el mundo.” Y recuerda, pide desde la abundancia y extiende la vida. Porque la vida está para vivirla.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s