Nada que controlar, mucho que soltar

Hay un extracto del libro de Adyashanti “La danza del vacio” que expresa lo siguiente:

“El proceso necesario para evitar que nos quedemos atrapados en las ilusiones implica que dejemos de referirnos a nuestros pensamientos y sentimientos. La sabiduría consiste, en gran medida, en dejar de hacer referencia a los pensamientos y a los sentimientos positivos. Estamos más que dispuestos a alejarnos de los negativos. Pero cuando nos encontramos con la dicha, con el éxtasis, con la alegría, con la liberación de la verdadera revelación y con todas las emociones que consideramos espirituales, nos decimos: «Ése soy yo. ¿Cómo sé que soy yo? Debo ser yo porque me siento muy bien. Siento dicha, éxtasis y alegría. Por eso sé que soy yo, sé lo que soy y sé que estoy a salvo». Pero sigues dependiendo de la percepción. Si dependes de las percepciones sensoriales para saber quién eres, antes o después las sensaciones te mostrarán su otra cara, el lado negativo, y entonces dirás: «Dios mío, estoy atrapado». “

El mundo en el que vivimos no es más que el mundo de la ilusión. En el no creamos, sino que más bien fabricamos. Tenemos una “identidad” y a partir de ella nos vamos poniendo etiquetas, tapamos nuestro verdadero Ser a través creencias y pensamientos. En esta ilusión nos aferramos a los pensamientos como clavos ardientes. Utilizamos nuestras creencias como verdades absolutas.

Con los pensamientos negativos nos hundimos y con los positivos estamos más “a tope”. Los dos pensamientos dependen de tu percepción. Por lo tanto,  proyectas a partir de tus pensamientos y necesitas sustentar esto. Necesitas alimentar estos pensamientos y creas una dependencia. Estás atrapado en un ciclo.

Es hora de dejar atrás todas estas creencias, de desligarte de tus pensamientos. Eres libre y esto no hace más que atarte. Eres libre por naturaleza, sal del mundo de las ilusiones. Tú no eres esto ni aquello, tu simplemente ERES. Ya no hay conceptos, ya no hay ilusión. En el estado del SER, tú ERES.

Este mismo instante puedes elegir, si seguir en el mundo de la ilusión proyectando y fabricando o elegir vivir desde el amor y la extensión. Suelta y deja de aferrarte a este mundo como a un clavo ardiente. Ya no hay nada que controlar, solo hay que soltar. Así que deja que las creencias se caigan por su propio peso. Elige ser libre, elige ver la luz en la oscuridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s