Lección 95 de Un Curso de Milagros – “Soy un solo Ser, unido a mi Creador”

La lección 95 de Un Curso de Milagros expresa lo siguiente: “Soy un solo Ser, unido a mi Creador” y que como frase principal indica: “Soy un solo Ser, unido a mi Creador, uno con cada aspecto de la creación, y dotado de una paz y un poder infitos.

Soy un solo Ser…. Uauuu. ¡Cuantas veces lo olvidamos! ¡Cuantas veces olvidamos esta unión con todo y con todos!

Puede que pienses que es complicado de entender, pero no hay que entenderlo, hay que serlo, hay que sentirlo, ¡HAY QUE VIVIRLO! Porque ya somos uno. Vemos separación donde no la hay, vemos oscuridad donde solo hay luz y no vemos el instante santo que nos ofrece cada encuentro.

En este ejercicio del libro se encuentra el siguiente texto:

“Eres un solo Ser, unificado y a salvo en la luz, la dicha y la paz. Eres el Hijo de Dios, un solo Ser, con un solo Creador y un solo objetivo: brindar a todas las mentes la conciencia de esta unidad, de manera que la veraddera creación pueda extender la Totalidad y Unidad de Dios. Eres un solo Ser, completo, sano y pleno, con el poder de levantar el velo de las tinieblas que se abate sobre el mundo y dejar que la luz que mora en ti resplandezc a fin de enseñarle a éste la verdad de lo que eres.

Eres un solo Ser, en perfecta armonía con todo lo que existe y con todo lo que jamás existirá. Eres un solo Ser, el santo Hijo de Dios, unido a tus hermanos en ese Ser y unido a tu Padre en Su Voluntad. Siente a este único Ser en ti, y deja que Su resplandor disipe todas tus ilusiones y dudas. Éste es tu Ser, el Hijo de Dios Mismo, impecable como Su Creador, cuya fortaleza mora en ti y cuyo Amor es eternamente tuyo. Eres un solo Ser, y se te ha concedido poder sentir este Ser dentro de ti y expulsar todas tus ilusiones fuera de la única Mente que es ese Ser, la santa verdad en ti.” 

Me deja sin palabras este mensaje. Y tal como indica el libro: “Tú y yo somos un solo Ser, unidos con nuestro Creador en este Ser. Te honro por razón de lo que soy, y de lo que es Aquel que nos ama a ambos cual uno solo.”

Cada día nos encontramos situaciones que se convierten en instantes santos para sanar errores. Puede ser un encuentro con un compañero de trabajo, un amigo, un vecino, pareja,… Estos encuentros ofrecen la oportunidad de sanar el miedo a algo. Si huimos solo daremos pie a que se repita, hay que preguntarnos ¿Para que se repite esto?¿Qué miedo esconde este rechazo?

Tal como expresa Gary Renard “Contempla el mundo como una oportunidad perfecta para el perdón y la salvación.”

Si la persona que hay delante tuyo es uno contigo, ¿No crees que huyes de ti? Cada encuentro te ofrece la oportunidad de sanarte a ti mismo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s