“La historia del joyero y el ladrón” por Mooji

el

En esta entrada comparto una historia que Mooji contó en un Satsang. Y dijo así:

“Hay una historia que contaba mi Maestro. Es la historia de un joyero muy famoso. Y en la misma ciudad también vivía un famoso ladrón de joyas. Y los dos se conocen. En realidad saben que el otro está ahí. Una vez este joyero tenía que viajar a un lugar muy lejano teniendo que transportar un diamante muy valioso. El ladrón, que era muy listo, estaba enterado de este viaje.

Llegó el día y el joyero montó en el tren para el viaje, y el ladrón también entró en el tren. El viaje duraba varios días. El joyero se sentó y el ladrón también cogió el mismo vagón con un periódico debajo del brazo. Llegó la noche y el joyero se bajó el sombrero y se durmió. El ladrón se sorprendió porque pensó: “Él me conoce, sabe por qué estoy aquí, sabe que sé que tiene el diamante, ¡Y se va a dormir!” El ladrón estaba perturbado por esto.

El joyero estaba completamente dormido roncando tranquilamente y el ladrón inquieto no podría dormir, estaba pensando: “¿Dónde escondió la joya?” Empezó a buscar por todas partes pero no encontró el diamante. Y ya el tercer día el tren estaba llegando al destino, el joyero estaba completamente descansado y el ladrón absolutamente destrozado. Cuando los dos están ya saliendo a la estación, el ladrón ya no pudo contenerse más y le dijo al joyero: “Yo sé que tú tienes el diamante, he buscado por todas partes y no lo he encontrado, sólo dime: ¿Dónde lo pusiste?” Y el joyero lo abraza y le dice: “Estoy muy contento por este día porque sabía que ibas a estar en este tren, y si no hubiese encontrado el lugar perfecto para proteger el diamante no hubiera podido descansar, y necesitaba descansar. Entonces lo que hice fue que puse el diamante en tu bolsillo porque sabía que no ibas a mirar allí”.

Al finalizar la historia, Mooji expresó lo siguiente:

Se dice que el Ser Supremo ha puesto la Verdad dentro de nuestro propio corazón sabiendo que íbamos a mirar en todos los demás lugares, y finalmente, la encontraríamos dentro de nosotros, dentro de nuestro propio Ser. Hoy puede ser el día de encontrar. No de adivinar, no de especular, no de opinar sobre eso, sino completa claridad que va a sacar todo este ruido que hemos recogido en el mundo.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Diego dice:

    Gracias desde el amor

    Le gusta a 1 persona

    1. Ernest dice:

      Gracias Diego ❤️🙏💫 un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s