Tu naturaleza: La fábula del tigre y las ovejas

En cierta ocasión una tigresa preñada se hallaba al acecho para atacar un rebaño de ovejas, cuando estuvo cerca se abalanzó sobre los indefensos animales, pero en ese movimiento inició el proceso de parto de la cría que llevaba.

La tigresa tuvo complicaciones y murió, su hijo quedó desamparado y fue adoptado por unas ovejas. El cachorro comenzó a comportarse como ellas ignorando su verdadera naturaleza.

Con el pasar del tiempo, el cachorro creció y se convirtió en un hermoso y grande animal, entonces ocurrió lo inesperado: otro tigre estaba al acecho de la manada para atrapar algunas ovejas y devorarlas, pero quedó sorprendido cuando vio al antiguo cachorro entre ellas.

Se abalanzó sobre él y este comenzó a dar alaridos como una oveja, pero el tigre le dijo: “¿Cómo es posible que vivas entre las ovejas si eres un tigre? Debes devorarlas, esa es tu naturaleza”. Sin embargo, el animal no entendía, entonces el tigre le llevó a un arroyo y allí le mostró su imagen y le dijo: ” Fíjate, eres igual que yo, tienes mi misma naturaleza, garras, fuerza, valentía y ferocidad”.

El antiguo cachorro, al verse reflejado en el agua y al cerciorarse que efectivamente tenía cualidades de su inesperado maestro, “despertó”, y desde ese momento se convirtió en un real y verdadero Tigre de Bengala.

Con esta fábula que comparto en esta entrada quiero transmitirte que has crecido en un mundo de ilusión y creyendo que esto que ves es tu verdadera naturaleza. Tu naturaleza es la verdad porque es eterna e inmutable. El mundo de ilusión en el que vives es cambiante y en cada instante muere, nada permanece.

En el momento que eres consciente de tu verdadera naturaleza y de quien eres realmente ya no te hace falta demostrar nada, simplemente Ser. Y es que este “yo” del mundo de la ilusión del que tanto te identificas no es nada más que un personaje que te has inventado para mostrarte en este mundo.

13509123_885603558233782_7055428785879628305_n

Es un “yo” construido a base de creencias, expectativas, valores, ideales, fantasias. Todo ello un tanto inestable y otro tanto rígido. Lo defiendes a capa y espada como si fuera la máxima para vivir. Te desvives para que no se desmorone.
No esta bien ni mal, ni perfecto ni imperfecto. Buscas lo que ya tienes y tienes lo que encuentras. Nada muere, nada nace. Solo cambias de estado en este eterno presente.

Solo deja que la vida te venga a buscar y te muestre quien ERES realmente como el tigre le muestra al otro tigre en el arrollo su verdadera naturaleza.

 

“Nuestra verdadera naturaleza no es posible alcanzarla dado que siempre somos Eso, pero pensamos que la realización de sí mismo consiste en algo por conocer, comprender o experimentar.” R.Malak

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s