Tú no eres la mente

Tú no eres la mente, ni los pensamientos que pasan a través de ella, tampoco eres el cuerpo ni los conceptos que te definen. Tú no eres “eso” o “aquello”, tú no eres un hombre o una mujer, tú no eres esta profesión o la otra.

La mente habla de crear, en cambio lo que tu eres realmente ya ERES. En la mente aparecen y desaparecen los pensamientos, vienen y van, ahora sufres y después eres feliz. ¿Quién eres realmente? La mente te diría un montón de conceptos y definiciones, palabras para embellecer y dar forma. Pero lo que tú eres no tiene forma ni se puede definir. Sólo te podría decir lo que no eres

Observa lo que te acontece sin apegarte. Fíjate con la respiración, inspiras y expiras, no la mantienes para vivir y tampoco la haces tuya, viene y va. La mente quiere retenerlo todo, sumar conocimiento, intelecto y demostrar. Lo que realmente eres no tiene nada que demostrar, su misma presencia es pura belleza.

Cuando eliges crear desde la mente, entras en la dualidad de que para crear hay algo que destruir. ¿Destruir el que? ¿Más ilusión? Es el círculo vicioso, el pez que se muerde la cola, el nunca acabar. ¿Y si te propongo una palabra? Soltar.

¿Qué hay que soltar? Soltar toda creencia, concepto, condicionamiento, expectativa y vaciarte. Mooji en un Satsang expresaba lo siguiente: “No te veo cuando eres visible, solo te veo cuando eres invisible. Solo te vuelves atractivo cuando estás vacío”

Vacío…. Si te fijas en nuestra vida solo hemos vivido para acumular. Quiero esto, tengo lo otro, ahora deseo aquello y entramos en la constante ansiedad por querer abarcarlo todo. Y si eligieras darle la vuelta a la tortilla y soltarla. ¿Quién eres realmente? Crees que lo tienes todo y te das cuenta que no eres nada. Crees que no tienes nada y te das cuenta que lo eres todo.

Todo lo que te pueda escribir son solo palabras y conceptos. La verdad yace debajo de todo esto.
Le puedes llamar amor, presencia, Dios, vida, etc. Y es que tú eres todo ESO. Tú formas parte de un todo y todo forma parte de ti.
Así que cuando te olvides de quien ERES, recuerda que tú eres lo que no cambia manifestándose con lo que cambia. Tú no eres la mente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s