Carta abierta

Sin ninguna intención ni propósito escribo esta carta abierta. Abierta porque no tiene destinatario ni una persona en concreta. Puede que sea para ti que la estás leyendo o puede que no. Es solamente un conjunto de palabras que escribo sin ninguna expectativa.

¿Dónde estás llevando tu atención? ¿Estás en este instante leyendo estas palabras o pensando en lo que harás después? Sólo instálate en este instante, aquí y ahora.

Eterno buscador… te has convertido en un buscador nato. Buscas, buscas y buscas en las relaciones, objetos, trabajos, etc., todo aquello que piensas que te falta y crees haber perdido. Te desesperas cuando algo no sucede como tú quieres, te derrumbas cuando la persona a la que amas no actúa como tu quieres y encima decide tomar su camino. Te frustras cuando el trabajo de tu vida no consigue ser lo que tu “creías” o simplemente no te llena.

Vives de la esperanza y la expectativa del exterior. Haces que un mundo ilusorio pueda controlar tu estado. Un estado totalmente débil y creado por una imagen falsa. ¿Falsa? ¿Crees que si fuera real te sucedería todo esto? NO. Y es que has construido un personaje y un muro alrededor de lo que ERES realmente. Puede que a veces puedas ver a través de alguna rendija de este muro, pero solamente son destellos.

Además piensas que tu felicidad depende de estos factores externos utilizando un sistema de pensamiento capaz de llevar a cabo los más variopintos sacrificios. Porque si hay que sufrir para conseguir un preciado objetivo, estás dispuesto a ello. También crees tener que hacer miles de rituales para conseguir un “estado mental”.

Basta ya, así te lo digo. Basta ya. Basta ya de compararte. Basta ya de juzgar. Basta ya de mentir. Basta ya de corrompiste. Basta ya de buscar y no encontrar. Basta ya de creer que es lo mejor para nadie, incluso para ti. Basta ya de vivir del exterior. En definitiva basta ya de creer ser algo separado y crear un mundo a través de esta separación.

El mundo exterior que percibimos con nuestros cinco sentidos está limitado por nuestra mente y sus creencias, condicionamientos, expectativas, culpabilidad, etc.
Hay una reflexión que expresa lo siguiente: “El reino de los cielos está dentro de ti.”

El verdadero cielo no es el cielo que vemos con nuestros ojos, el verdadero cielo se encuentra en nuestro interior que como un río de agua corre por dentro nuestro unido al mar de nuestra verdadera naturaleza.

Y eso dice que estás ciego, que aún no has utilizado los ojos para tu verdadero propósito, que no es otro que despertar de este sueño que crees estar viviendo como real. Un mundo con miedo, ataques, juicios, etc. ¿puede ser real? ¿En que mundo vivimos?

Vivimos en un mundo donde las naciones se atacan por el poder, el color de la piel, su historia y donde sus habitantes crean separación con la persona que comparten su día a día en el trabajo, en casa, deporte. Nos encargamos de etiquetar y condicionar esto y aquello.

A mi no me vale el “Yo paso de ver la tele con todo lo que hay”, “No leo los periódicos, me deprimen.” “No soy responsable de nada de todo esto”, etc. Pero no te das cuenta que te estás evitando a tu mismo y no aceptas el mensaje que hay detrás de todo esto. Pregunta: ¿ Cada noche te vas satisfecho a dormir? No hablo de haber conseguido algo, sino de haber actuado coherente con lo que realmente ERES y tratado con respeto a cada una de las personas con las que te hayas relacionado. Porque te recuerdo que esas personas eres tú, una simple proyección. Porque cuando das las espalda, te la das a ti mismo. Porque cuando juzgas, te lo haces a ti.

Tampoco me vale el renunciar a todo y aislarme. ¿De que te sirve? Hermano, te sigues evitando. Estás huyendo de la verdad y es que la verdad está en ti. En cada encuentro tienes la oportunidad de reencontrarte a ti mismo.

No hay más sacrificios,  ni técnicas especiales, ni un manual, ni cursos, nada de nada. Vive joder. Vive desde lo que realmente ERES y suelta toda la mierda que has acumulado para vaciarte. Porque en cuanto te vacías das lugar a que entre tu verdadera fuente.

Y acabando esta carta te digo que no me creas, tampoco que pienses que esto es algo que debas discutir, son solo palabras. Es simplemente una reflexión personal y abierta para quien la quiera. Gracias por leer este texto y recuerda que la verdad está en ti. No hace falta que busques más, ya te encontraste.

CARTA ABIERTA EN VIDEO

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Leonardo dice:

    Abiertamente te digo ,usando letras cómplices, desde el sitio donde emitisteis esta carta. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s