Confiar más que creer

Piensas, sientes y actúas a través de lo que crees. Es decir, acabas viviendo a través de la mente y sus creencias como un robot. No ves más allá de lo que crees y hace que te limite la visión. Creer no es más que crear una imagen y seguir construyendo un muro encima de tu Ser.

Un ejemplo claro podría ser el vaso de agua con aceite. Cuando mezclas estos dos componentes en un vaso, el aceite queda arriba y el agua abajo impidiendo que el agua salga a flote. En este caso, las creencias serian el aceite y el Ser que tú eres es el agua. Y es que solo debes retirar el aceite para que el agua quede libre de total impedimento.

water_and_oil

Estoy seguro que más de uno al leer este texto dirá.. “Esto parece muy fácil decirlo..” y luego vendrá la pregunta “Pero.. ¿Cómo se hace?” Y aquí viene la gracia. ¿Quién pregunta? Le mente pregunta… el sistema de creencias pregunta y es que no hace falta que preguntes, porque tú eres la respuesta. El agua es la respuesta.

“Las preguntas son de la mente, pero usted no es la mente.” Nisargaatta Maharaj

En cambio, confiar es reconocer tu divinidad. Confiar es tener la certeza de quien eres y mirar más allá de lo que ven los ojos. Confiar es no exigir, confiar es aceptar. Y yo te digo que no exijas nada a la Vida. Reconoce y acepta todo lo que está disponible en este mismo instante presente para ti. No hay nada que buscar, tampoco nada que encontrar y todo para Ser.

En esta vida no se lucha por vivir, ni se sobrevive, tú eres Vida. La vida es lo que te sucede mientras tú estás haciendo otros planes e intentas controlar lo incontrolable. La vida tiene lugar en este mismo instante presente. Mientras pienses, creerás ver la verdad de las cosas y lo único que verás es la interpretación de tu pasado, creencias, mente, memoria, etc. Y es que no hay nada que pensar, simplemente hay que Ser.

Lo tienes todo en este mismo momento y esta es la diferencia entre creer y confiar. Creer no es más que utilizar una imagen, un soporte para vivir cuando confiar es reconocer lo que eres en este mismo instante sin ningún tipo de ayuda externa o imaginaria de la mente.

Hay que desaprender a vivir y recordar que debajo de esta balsa de aceite está la pureza del agua. Porque tienes la opción de creer que eres aceite (conceptos, memoria, imaginación, duda, etc.) o confiar que eres agua (autentico conocimiento, sabiduria, etc.). Y ahora viene lo mejor, no hace falta que elijas, ni tampoco que decidas.  No hace falta que te comas tanto la cabeza. Más bien, invierte este momento para saborear el instante presente y fundirte con la vida.

13776002_901772593283545_3967385689727724503_n

“He llegado a confiar plenamente en la vida, y confié incluso en momentos en que olvidé cómo confiar, confié en que la vida no siempre sale según lo planeado, porque no hay ningún plan, sólo vida.” Jeff Foster

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s