Estar presente, Ser Presencia

¿Cuantas veces al día estas presente en el momento? ¿Cuantas veces mientras estás parado en un semáforo estás pensando en lo que hiciste antes o lo que harás después? o mejor aún ¿Estás realmente duchándote bajo la ducha por la mañana o estás pensando y proyectando tu día?

Estar presente significa dejar de lado la mente y sus pensamientos para vivir lo que haces en cada instante. Tendemos a engancharnos a nuestros pensamientos como si fueran cometas y nos dejamos llevar por su fantasía. Corremos tras ellos, nos subimos al carro y allí nos quedamos. Estar presente es el momento que hay de vacío entre cada pensamiento, el momento donde eliges no subirte a la cometa y observar como pasa de largo, sentir con toda la explosión lo que te rodea y vivir lo que estás haciendo desde la consciencia y no desde la mente.

Nos pasa también muy a menudo con las relaciones. Tendemos a conversar con alguien y inmediatamente que la persona está hablando ya preparamos lo siguiente que le vamos a decir sin esperar, escuchar ni respetar lo que está diciendo la otra persona. Como también intentamos llenar los espacios de silencio de una conversación con palabras vacías por miedo a estar en silencio. Y es que en cada espacio de silencio se observa y se percibe la presencia. Este miedo que tenemos a la hora de relacionarnos no es más que reconocernos en la otra persona, reconocer que detrás de la forma hay esa presencia indivisible que nos une a todos. Puedes llamarle esencia, Dios, presencia, etc. Hay un montón de nombres que lo etiquetan pero no puede ser nombrado por la palabra, solo observado por el silencio.

Y es que no se trata de llenar los espacios sino de vaciar los momentos de pensamientos. No se trata de añadir algo a lo que ERES, sino descubrirte ante lo que ERES. Estar presente es un aquí y ahora. No hay un futuro por el cual debas estar ansioso ni un pasado por el que estar frustrado. Sólo existe un instante presente, sólo un ahora. Todo lo demás es cosa de la mente y su imaginación, memoria, conceptos, etc. Y no digo que está bien ni mal estar en la mente, sólo que en la mente está el sueño donde repites lo de siempre, haces lo de siempre, el resultado es el de siempre y además nunca estás satisfecho. Mientras que cuando reconoces tu presencia, cuando te vacías de lo que crees que eres te quedas desnudo ante la Verdad y todo cuanto vives es perfecto.

Sólo en este instante presente puedes reconocerte, sólo en este instante presente puedes observar las hojas del árbol como se mueven con el son del viento. Sólo en este instante presente puedes notar las gotas de la ducha como recorren tu cuerpo. Sólo en este instante presente puedes observar el semáforo, la gente que pasa delante de ti caminando, el coche de delante tuyo, etc. Sólo en este instante presente estás vivo ya que eres Vida.

Entonces ya no hay nada que demostrar, sólo hay que soltar lo que crees que ERES. Estar presente es Ser. Creer lo que eres es estar en un pasado de la memoria o en un futuro de la imaginación. Suelta la creencia que hay algo que pueda ser mejor o peor que este instante presente. Y es que no hay nada mejor o peor, simplemente hay. Simplemente ERES.

Recuerda que en el silencio de la mente se escucha la música del corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s