¿A caso puedes ver el viento?

¿A caso puedes ver el viento? Lo escuchas a través del sonido de lo que mueve, lo sientes a través del tacto con tu piel, etc. Pero no lo puedes ver, por lo tanto no lo puedes dibujar. Pero eso no quiere decir que no exista, no quiere decir que no está aquí presente.

Lo mismo pasa con lo que tú eres realmente, pura consciencia. Ahora estás sumergido en un mar de creencias, de conceptos, de pensamientos, emociones, etc. Eso hace que cuando te dicen que tú no eres todo eso, no te lo creas. No te lo crees porque te identificas con todo esto, pero en ti hay algo, como un pequeño atisbo de luz que te dice que tú no eres nada de eso.

Y aquí no se trata en creer, sino más bien en confiar. Confiar en lo que eres. Lo que tú eres no tiene sexo, no tiene color de piel, no tiene creencias, no tiene memoria, etc. Pero está allí presente desde el ahora. Puedes hacer la prueba ahora mismo:

Cierra los ojos y permanece atento y alerta de ti mismo. Atento a tu espiración. Permanece consciente de tu cuerpo, de tus sensaciones, sentimientos y pensamientos, y del escenario que te rodea.

No te agarres a ningún pensamiento, ni sentimiento, simplemente observa, acepta, estate presente desde tu respiración. Haz que tu respiración sea el centro desde donde puedes observar todo lo que surge, todo lo que viene y va.

Puedes observar que tú no vas y vienes, mientras que lo otro si. Los pensamientos se van, las emociones entran y salen, pero tú sigues aquí y ahora observando. Si te agarras algo, vuelve a tu respiración y no te culpes. Sigue presente, respira, siente el aire como entra y sale de tu nariz y observa. No tienes que hacer nada, simplemente ser.

¿Qué tal te sientes? ¿Podrías decirme ahora si desde esa posición me podías decir la edad que tenias, el sexo, el color de la piel, etc.?

Si te identificas con los pensamientos, la memoria, es decir, con la mente, seguramente me dirías que si. Pero si abres la mente para soltar y dejar ir para que fluya a través de ti lo que realmente eres, la respuesta sería no.

Lo que no forma parte de ti, lo que tú no eres, viene y va. Lo que tú eres realmente permanece siempre presente.

Confía en lo que eres, suelta lo que no eres y despierta para simplemente Ser desde el ahora libre de aspiraciones y condiciones. No hay nada que buscar, tampoco nada que encontrar y todo para Ser.

nopuedeser

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s