Reflexiones

Todos buscamos eso llamado “felicidad” y la perseguimos en lo externo: en los objetos, las relaciones, las situaciones, etc. Pero no somos conscientes que la felicidad ya está aquí y ahora, en este instante presente. La felicidad es nuestra verdadera naturaleza y no está afuera con nada ni con nadie.

Y es que tú ya eres feliz, es tu estado natural. Lo que pasa es que en algún momento de tu vida lo olvidaste y decidiste buscar fuera algo para suplir esta falta que crees tener.

A lo mejor piensas que no eres feliz porque no tienes esto o aquello. O puede que también creas que para vivir hace falta hacer un gran esfuerzo.

Bien… vamos a hacer una prueba. ¿Estás leyendo esto verdad? Estás en este instante tomando atención a estas palabras. Sonríes… ¿Te ha tomado algún esfuerzo? No. Puede que escuches el latido de tu corazón… ¿Lo puedes controlar? No. Toma atención ahora a tu respiración… ¿Te cuesta respirar? No.

Ningún esfuerzo, nada de control y ni siquiera lucha para vivir. Y es que la vida sucede en este mismo instante presente. Sólo tienes que llevar la atención aquí y ahora. No tienes que hacer nada para ser lo que eres.

La felicidad es reconocer que nada ni nadie puede hacerte feliz porque tu ya eres feliz de serie.

Lo que ES no puede dejar se SER. Lo que eres nunca se fué, siempre permanece presente aquí y ahora, lleva la atención a esto que no viene y va. Permanece presente. Quedate aquí, ven ahora.

 

 

dejadebuscar